LA PAUSA: EL MINUSCULO ESPACIO VACIO QUE EXISTE ENTRE CADA RESPIRACION CONTIENE LA ETERNIDAD

Existe un espacio vacío entre cada inhalación y exhalación.  Este minúsculo espacio contiene el todo.  Es el punto de unión entre los opuestos.  El fin de la dualidad.

bservo mi respiración y me hago consiente de este espacio vacío.  Exhalo y me entrego a vacío  convirtiéndome en él.  Y desde este vacío creo conscientemente una nueva inhalación convirtiéndome así en co-creador de mi vida, y al exhalar nuevamente muero por un momento entregando la vida que recibí para reintegrarme a la unidad, a lo que no tiene principio ni fin, a lo que permanece por siempre, a lo que es nada y a la vez lo contiene todo.

Observar la respiración y respirar con consciencia es una maravillosa práctica que me enseña mucho de mi mismo y me da la pauta de en qué necesito trabajar para seguir mi camino de evolución espiritual.

Previous Post

Related Posts

Leave a Reply